Actividades paralelas para eventos deportivos

En un torneo deportivo o evento que tenga que ver con una disciplina física, también tiene que haber tiempo para el ocio y el relax. Los participantes de este tipo de concentraciones también necesitan esos momentos de dispersión entre partido y partido, lo que les ayudará a ‘cargar pilas’ para el siguiente enfrentamiento, o a consolarse si su presencia en el torneo ha llegado a su fin. Por eso, apostamos por las actividades paralelas o de entretenimiento en los eventos.

Batukada. Es divertida, y desde luego anima mucho a las gradas, a los acompañantes y a los propios jugadores. Puede hacerse sin necesidad de que haya acabado el día de partidos, y que aparezca varias veces entre una y otra competición. Puede anunciar otra actividad, o incluso un cambio de registro. El ritmo lo convierte en la pausa ideal para un evento deportivo, porque relaja el ambiente y a los jugadores.

Lecciones de baile. Independientemente del estilo, que haya una actividad donde un instructor enseñe a los presentes un baile en cuestion suele animar mucho el evento. Normalmente se apuesta por zumba, porque además de ser un concepto divertido, es sencillo de seguir, con pasos parecidos entre sí y música pegadiza.

DJs con música en directo. Aunque normalmente en los eventos deportivos suele haber música que acompañe los partidos o competiciones, tener una persona que se encargue de la música es un buen plan, porque también incluso puede hacer las veces de speaker.

Karaoke. Para las últimas jornadas del evento, cuando los partidos remitan y los jugadores estén mucho más relajados, se puede incluso hacer una actividad de convivencia que incluya la música y las aptitudes para cantar. De esta manera, los jugadores pueden pasar un rato agradable, y conocerse entre ellos, aunque no sean del mismo equipo. Si hay una pantalla grande donde se hayan estado viendo los resultados, pueden proyectarse las letras de las canciones que se estén cantando en ese momento para hacerlo aún más divertido.