Las redes sociales en eventos deportivos

Hoy por hoy, cualquier persona tiene al alcance de su mano tener una cuenta a su nombre en las redes sociales que están de moda: Twitter, Instagram, Facebook, e incluso Snapchat para los más atrevidos.

Sin embargo, estas herramientas no sólo sirven para pasar ratos divertidos, subir fotos de viajes o comida y para cotillear al prójimo. Las cuentas de todas estas redes que nos conectan al universo online también pueden traducirse en el mundo empresarial y profesional, y pueden ser una gran ayuda en eventos deportivos. Estas son algunas de las razones:

– Ventana. En el mundo que vivimos, las redes sociales son un escaparate, la manera de mostrar lo que una persona quiere que se sepa sobre ella, o en el caso de una empresa, sus atributos profesionales. Por eso, en un evento deportivo es muy importante tener esta ventana exterior que convierte al torneo en cuestión en un lugar público en el que todos los espectadores pueden ver lo que se cuece casi en riguroso directo.

Actualización. Estar en las redes sociales es tan necesario como tener una página web si hablamos del mundo profesional. Lo mismo sucede con un evento deportivo, donde los acontecimientos suceden prácticamente cada pocos minutos y es necesario contarlos. La actualización constante, que sea fresca e invite a quienes siguen la página a que se queden convierten a las redes en una vía de comunicación e información fáciles de gestionar.

Vertiente positiva. Al igual que no se ‘cuelgan’ en Internet los fracasos o las meteduras de pata en cuentas personales, en las redes sociales profesionales cuando hablamos de eventos deportivos, tampoco debemos hacerlo. Al utilizar contenidos buenos y efectivos, la positividad llegará a quienes entren en contacto con la cita deportiva en cuestión y se creará un efecto válido para otras ocasiones que sacarán una sonrisa a los aficionados.

Comunidad. Junto al concepto de escaparate, la información que se actualiza de una manera más o menos constante -en función de los acontecimientos que sucedan en el propio evento- y la visión positiva que podemos dar con el contenido que elijamos, se formará una comunidad online de preguntas, respuestas y comentarios que perdurará en el tiempo.