El concepto del torneo va a ser algo diferente. En esta edición lo que se busca es que todo los jugadores se alojen juntos en el residencial “Las Dunas” en el mismo complejo de Oliva Nova (muy cerca de los campos y a 150m de la playa) para que así puedan pasar un fin de semana de total ambiente de rugby.

El desayuno y la cena para los jugadores y técnicos, se ofrecerá en el el residencial  “Las Dunas”. Sin embargo, la comida de los jugadores y técnicos será a pie de campo para que no se tengan que desplazar y así facilitar su comodidad.

Durante el torneo, en los campos, se ofrecerán actividades tanto para jugadores como para acompañantes. Los acompañantes tendrán un servicio de restauración a su disposición a pocos metros de donde se disputarán los partidos.

Además, una vez acabada la jornada, los jugadores acudirán a los apartamentos donde, además de la playa y las piscinas, les esperarán otras actividades para que puedan pasar un fin de semana que difícilmente olvidarán.